martes, 23 de septiembre de 2014

AROMATERAPIA: Aceite de Nuez de Albaricoque

ACEITE DE NUEZ DE ALBARICOQUE





Extraído por primera presión en frío de las pequeñas almendras contenidas en el hueso del albaricoque, el aceite vegetal de nuez de albaricoque es excelente para la belleza y los cuidados del rostro.

Neutro y de fácil tolerancia, es un excelente aceite de base para los aceites esenciales (que en su día hablaré sobre ellos y sus múltiples funciones).
Muy rico en vitamina A y en ácido linoleico, el aceite de nuez de albaricoque reúne multitud de cualidades: tonificante, nutriente, hidratante, flexibilizante, revitalizante y suavizante.

Muy penetrante, este aceite confiere luminosidad a las pieles apagadas, fatigadas o desvitalizadas.

Suave y "bueno para todo", este aceite esencial es muy hipoalergénico. Es la base de todas las recetas habituales de "rostro luminoso".

Receta en un minuto:
Aceite desmaquillante de ojos y boca: incluso el maquillaje más tenaz no resiste a la aplicación sobre un algodón de un aceite suave y no graso: podéis mezclarlo 1/2 y 1/2 con aceite de almendra dulce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario