lunes, 26 de agosto de 2013

CASTILLO DE MALAHIDE: DUBLÍN (IRLANDA)

CASTILLO DE MALAHIDE: DUBLÍN (IRLANDA)


Castillo de Malahide

El castillo de Malahide se encuentra situado en Dublín (Irlanda) en un pueblo marítimo muy conocido y visitado por su castillo situado en una enorme finca que perteneció a la familia Talbot por más de ocho siglos. La enorme finca sobre la que se asienta el Castillo se inició en 1185, cuando Richard Talbot, un caballero que acompañó al rey de Inglaterra, Henry II, a Irlanda en 1174, recibió la concesión de  las “tierras y el puerto de Malahide”. Al caballero Strongbow se le concedió el resto de Leinster. Las partes más antiguas del castillo datan del siglo XII. La familia Talbot vivió allí por 791 años,  a excepción del período comprendido entre 1649-1660, cuando Oliver Cromwell se lo otorgó a Miles Corbet después de la conquista de Irlanda. Corbet, fue colgado después de la muerte de Cromwell, y el castillo fue restaurado a los Talbot.  El edificio fue notablemente ampliado durante el reinado del rey de Inglaterra, Edward IV, y las torres fueron añadidas en 1765.
El Castillo de Malahide finalmente fue heredado por el último de los señores Talbot, y tras su muerte en 1973, le correspondió a su hermana, Rose. En 1975, Rose se vio obligada a vender el castillo al Estado irlandés para financiar los impuestos sobre la enorme herencia. 

Los muebles son del siglo XVIII.

LOS FANTASMAS DE MALAHIDE  


Malahide Castle con más de de 800 años de edad está encantada con muchos espíritus invisibles y desconocidos. Su presencia se siente en cada habitación. Muchos castillos y casas históricas tienen un fantasma, algunas tienen dos o tres, pero el castillo de Malahide tiene hasta cinco, según los guías claro.
SEÑOR GALTRIM, SIR WALTER HUSSEY
En primer lugar está el fantasma del joven lord Galtrim, Sir Walter Hussey, hijo del Barón de Galtrim, que en el siglo XV murió en la batalla el día de su boda. Este Señor  Galtrim  deambula por el castillo durante la noche con  la herida de la lanza en el costado y profiriendo terribles gemidos. Se dice que se cierne sobre el castillo para mostrar su resentimiento hacia su joven esposa, quien se casó con su rival inmediatamente después de haber dado su vida en defensa de su honor y felicidad.
LADY MAUD PLUNKETT
El segundo fantasma de la Plunkett que no se casó con el Señor Galtrim, y alcanzó hasta  un tercer marido, el Lord Chief Justice. En sus apariciones fantasmagóricas persigue a su tercer marido a través de los pasillos del castillo.
EL FANTASMA DE  MILES CORBET’S
Puede que el más famoso, es el fantasma de Miles Corbett,  a quien Cromwell le otorgó  el castillo y la propiedad durante su protectorado. Los Miles fueron privados de su propiedad y obligados a pagar la sanción de los muchos crímenes que cometieron durante  su ocupación, y que incluyó la profanación de la capilla de la antigua abadía cerca del castillo. Fue ahorcado, descuartizado y cuando su fantasma apareció por primera vez parece tener forma de un soldado perfectamente vestido con armadura, pero luego se rompe en cuatro pedazos ante los ojos de cualquier persona que tenga la desagradable experiencia de reunión con él.
PUCK
La historia del cuarto fantasma  tiene un cierto grado de patetismo. En el siglo XVII, como corresponde a una familia de importancia, los Talbot siempre tuvieron un bufón entre su séquito de acompañantes. Uno de estos bufones, “Puck” por su nombre, se enamoró de una pariente de Lady Elenora Fitzgerald, que fue detenido en el Castillo de Henry VIII, debido a sus tendencias hacia los rebeldes. En una noche de diciembre, cubierto de nieve, el bufón fue encontrado cerca de las murallas del Castillo apuñalado en el corazón. El pobre Puck  se apareció por última vez durante la venta de los contenidos del Castillo en mayo de 1976. Su figura de enano hace su aparición en muchas fotografías del castillo y una fotografía excepcional muestra su encantadora vieja y arrugada cara mirando por la hiedra en la pared.
LA DAMA BLANCA
Durante muchos años, el castillo alberga un cuadro de una dama anónima muy hermosa, con un vestido blanco que fluye, colgado en el Gran Salón del castillo. Nadie parece saber de su identidad o la identidad del artista que retrató. Se dice que en ocasiones  sale de su pintura y vaga por el castillo en el silencio de la noche. La reputación de haber sido vista por un gran número de personas, durante un período de muchos años, le han convertido simplemente en el fantasma de la Dama Blanca.


Por la puerta pequeñita es donde suele aparecer el bufón.



El color de Irlanda es el verde regido por el planeta Venus, signo de libra y tauro (aunque Irlanda es un venus de tauro). Los irlandeses son gente más bien tranquila, amantes del confort y su hábitat está rodeado de plena naturaleza.
Yo, visité el castillo en 2004 y me encantó. 

Espero que os haya gustado este tema, un besito a todos mis seguidores.


5 comentarios:

  1. Interesante la historia del castillo y sus fantasmas. Además, todo castillo que se precie, ha de tener al menos un espíritu rondando por sus estancias. Debe de ser fantástico poder visitarlo. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Troyita, a mi me encantan las leyendas y me vuelven loca los castillos.
    Me gusta que te guste.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy buena historia de un precioso lugar de la Isla Esmeralda,en dos ocasiones he tenido el placer de visitarlo es como estar en un cuento todo lo que ves son como postales.
    Visitar este extraordinario castillo es como adentrarse en un preciosa historia de leyendas.
    Repito bonita historia y muy bien contada.
    Adios Milady.

    ResponderEliminar
  4. Dice un poema:
    En mil batallas luche y nadie me gano.
    Con mil dragones luche y ninguno me gano
    Con mil brujas pelee y ninguna me gano.
    Pero viniste tu a mi vida y mi corazón me ganaste.
    Adios Milady.

    ResponderEliminar
  5. Hola Irishmen, ya veo que eres un enamorado de Irlanda.
    Gracias por tus comentarios y tu magnífico poema.
    Un besote,
    Merche

    ResponderEliminar